El 13 y 14 de agosto se realizó en Valdivia el taller: “El Cuerpo Radiante: tu presencia Divina”, dictado por Jap Singh Khalsa. Al finalizar el taller se dieron algunas tareas, como practicar la postura del arquero (que se relaciona con el cuerpo radiante) 11 minutos por lado, además de una serie de recomendaciones y sugerencias, dentro de ellas, el ayuno con ajos. Se explico como se hacia, pero no cuales eran sus efectos o beneficios; todos quedaron muy extrañados, pero como buenos alumnos, se eligió una fecha para hacerla y se hizo!!!

El pasado fin de semana, 9, 10 y 11 de septiembre, fue la fecha elegida para el ayuno.

Consiste “simplemente” en comer 6 ajos crudos diarios (dos en la mañana, dos a medio día y dos en la tarde) por tres días. La idea es masticar los ajos con los molares y luego comerlos.

Algunos beneficios del ajo (investigación de nuestra parte):

–  El ajo, ayuda a prevenir y curar todas las enfermedades de las vías respiratorias.

–  Se utiliza para eliminar parásitos y en estos casos el jugo del ajo es uno de los mejores remedios, y aún en las especies difíciles de expulsar, se obtienen resultados sorprendentes.

–  Ayuda a quienes padecen de ácido úrico y actúa como protector en la calcificación de las arterias. Previene la hipertensión y la mala circulación, ya que tiene una acción hipotensora.

– Es estimulante, diurético y expectorante. El ajo ayuda a eliminar los viejos residuos que van quedando en el organismo, sus enzimas favorecen una buena síntesis de los ácidos grasos, ayudando a bajar el colesterol malo o LDL.

– Tiene un alto contenido de fósforo y de azufre, por eso se destaca como un sedante especial para los nervios.

– El ajo crudo tiene propiedades antisépticas, fungicidas, bactericidas y depurativas, debido a que contiene un aceite esencial volátil llamado aliína, que se transforma en alicina, responsable de su fuerte olor y que se elimina por vía respiratoria.

Aconsejan comer el ajo crudo ya que cocido pierde más del 90% de su efectividad.


¡Tu experiencia es importante!

Comparte tu sabiduría con otros como tú. Deja tu comentario más abajo


Deja un comentario