Sat Nam,

La historia del Ayuno de ajos comenzó en un curso dictado por Jap Singh Khalsa. La experiencia del curso fue excelente y entretenida. Cuando ya estaba terminando el curso, el Maestro nos comienza a dar la tarea para la casa……y ahí comenzaron nuestros problemas 😛 Nos dijo que teníamos que comer por tres días 2 ajos en la mañana, 2 ajos a la hora de almuerzo y dos ajos en la noche. Todos empezamos a reclamar y preguntar si teníamos que comerlos crudos, cocinados o como. El dijo que crudos y seguimos reclamando…… luego de un rato alguien preguntó si podíamos comer los ajos dentro de las comidas y ahí llegó nuestra sorpresa cuando dijo que esos 3 días teníamos que comer sólo los ajos!!!. A todos se nos cayó la cara de la impresión seguido de una tormenta de preguntas y lamentos! Finalmente entendimos que la tarea era comer 2 dientes de ajo crudos ( y masticarlos) en la mañana, al almuerzo y en la noche. – Y Yogi té? – , – No yogi té, sólo agua y ajos, por tres días.

Para darnos ánimos en la cruzada alimenticia, nos pusimos de acuerdo para hacer el ayuno todos juntos; y nos dimos como fecha el 9, 10 y 11 de Septiembre.

 

PREPARACIÓN

Desde el Lunes 5 de Septiembre comenzamos a comer más liviano, comidas yóguicas y disminuyendo durante los días la ingesta de proteínas y lácteos para el ayuno. Creo ( al menos yo) estabamos expectantes del día que comenzaríamos y preguntandonos que pasaría. El mayor tema era el asunto de pasar hambre…imaginarse comiendo sólo unos poquitos ajos al día era suficiente para creer que estaríamos con muchas ganas de comer desde el principio.

 

DÍA 1

Para darnos valor y balance, nos juntamos a hacer Sadhana todo el grupo que hicimos el ayuno. Y como premio todos juntos nos comimos los ajos de la mañana.

Vídeo de la experiencia:

Cuando nos comimos los ajos ( que había que poner idealmente un diente en los molares derecho y el otro en los izquierdo y masticarlos) fue que nos dimos cuenta que es FUERTISIMO COMERSE ASÍ LOS AJOS CRUDOS. La esencia del ajo es muy poderosa y se hizo notar de inmediato en nuestros estómagos vacíos 🙂 Todos tomamos luego bastante agua para que pasara más desapercibida la sensación y nos dimos cuenta que en realidad la parte fuerte iba a ser comerse los siguientes ajos jajajajaja.

Otro vídeo:

 

El ajo tuvo un efecto muy particular, que fue que ninguno sintió hambre, por un lado sabiendo que lo único que podriamos comer era ajo ( y la verdad es que comerselos fue el momento difícil del ayuno para casi todos) y por otro teniendo una sensación de saciedad en el estómago que nos sorprendió.

 

Lo bueno del primer día es que teniamos como cada viernes a las 19:00 hrs, nuestra meditación comunitaria, donde veríamos a Jap Singh y compartiriamos la experiencia. Se nos ocurrió preguntarle si cuando terminaramos el ayuno teniamos que comer algo especial. Más problemas! Lo aconsejado era durante un día sólo tomar agua con limón….

 

DÍA 2

Al despertarnos no nos acordamos que estabamos en el ayuno, eso fue bueno, porque era sentir que no estaba siendo tan difícil y que no estabamos muertos de hambre. Los otros ayunistas se fueron por el fin de semana a la montaña, y nosotros nos quedamos en casa ( porque nuestro hijo estaba enfermo). NOs manteniamos hablando por teléfono para saber como lo estaban viviendo allá en la montaña.

 

Igual que el día anterior esperamos harto para comernos los ajos. La verdad es que se sentían como una bomba en el estómago. Fue un día tranquilo, pero ya sintiendo el efecto de los ajos. Fui a visitar a una amiga y me dijo que estaba pasada a ajo, la conversa y la entretención sirvieron para olvidarse y pasar un buen rato. Al llegar de vuelta a la casa, cuando abrí la puerta, me impactó un olor a galletas horneandose……no lo pude creer cuando mi esposo me dijo que estaba haciendo galletas! Eran para nuestro hijo y fue la única forma de seguir sosteniendo el ayuno para él. Obviamente sólo comimos los ajos y yo vi con agua en la boca como el niño se comía esas galletas tan ricas ( que tenían un olor maravillosamente adictivo!) Desde ese momento las galletas quedaron como foco en mi entrecejo y mi estomágo.  Y a la vez empecé a sentirme débil por la falta de comida.

 

DÍA 3

Ultimo día. Al menos yo amanecí totalmente pinchada. Mi esposo me decía que estaba blanca jajajajaja, pero la verdad es que al menos a mi, no me afectaba comerme los ajos, sino que la sensación de vacío que se empezó a sentir el 2o día en la noche. Nos comimos los ajos super tarde, como haciendoles el quite, porque ya se estaban sintiendo pesadisimos cada vez que los comiamos. El día transcurrió entre dormir ver películas y contar las horas que faltaban para terminar. Ha medida que pasaba el día y me iba sintiendo con menos fuerza, me di cuenta que iba a ser difícil hacer además un día agua con limón.

Al final decidí que al salir del ayuno iba a tomar agua con limón pero no por un día entero. Los demás ayunistas volvieron de la montaña y decidimos juntarnos a almorzar el lunes para compartir nuestra primera comida y la experiencia del fin de semana.

 

Calculé que a las 20:00 hrs del domingo se cumplian 3 días desde que había dejado de comer y a esa hora comencé a tomarme el agua con limón. Se sintió muy bien! Después de unas horas me comí unas galletas de nuestro hijo ( harina integral y frutos secos), no me pude aguantar! Creí que me podian caer pesadas, pero gracias a Dios no me cayeron mal.

 

POST AYUNO

Nos tomamos con calma ese día para no crear mucha presión en el cuerpo. Cocinamos quinoa y ensaladas para el almuerzo, y vinieron todos los sobrevivientes del ayuno a almorzar. Disfrutamos muchisimo comiendo! Y nos dimos cuenta que la percepción de la comida había cambiado. En todo caso todos estuvimos casi todo el fin de semana hablando de comidas y pensando en comer cosas ricas jajajajajaja.

 

La experiencia fue ultra fuerte, no sabíamos para que servía el ayuno por lo que hacerlo fue un acto de fé como alguien posteo en facebook esos días. Creo que en un tiempo más la haría de nuevo, cambió mucho nuestra concepción de la alimentación, creo que estamos más moderados y entendiendo por experiencia como se puede comer sano. Nos unió más todavía poder ayudarnos en una tarea difícil, y saber que nos tenemos como soporte los unos a los otros.

Difícil experiencia pero grandiosa 🙂

Gracias Maestro por ponernos en aprietos.

Esta es una experiencia particular dada específicamente en un curso por un Maestro  ( además Doctor) a un grupo de personas en particular. Te recomiendo que consultes un médico si te interesa experimentar esta dieta.

Bendiciones!

Sat Bachan Kaur


¡Tu experiencia es importante!

Comparte tu sabiduría con otros como tú. Deja tu comentario más abajo


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.