Cada día puedes limpiar tu sangre realizando esta sencilla y completa respiración.

La respiración de fuego es una poderosa respiración yóguica, es una respiración dinámica con el ombligo moviéndose hacia adentro y afuera y con el diafragma arriba y abajo.

Beneficios de la Respiración de Fuego

  • Si la haces desde 3 minutos diariamente limpias tus pulmones y la sangre.
  • Libera toxinas y depósitos desde los pulmones, membranas mucosas, los vasos sanguíneos, y otras células.
  • Expande la capacidad pulmonar y aumenta la fuerza vital.
  • Fortalece el sistema nervioso para resistir el estrés.
  • Repara el equilibrio entre el sistema nervioso simpático y parasimpático.
  • Fortalece el chakra del ombligo, tercer chakra.
  • Aumenta la resistencia física y te prepara para actuar con eficacia.
  • Ajusta el campo psico-electromagnético del aura para que la sangre se llene de energía.
  • Reduce los impulsos adictivos de los medicamentos, el tabaquismo y los malos alimentos.
  • Aumenta el suministro de oxígeno al cerebro, lo que facilita una mente centrada, inteligente, y neutral.
  • Estimula el sistema inmunológico y puede ayudar a prevenir muchas enfermedades.
  • Promueve la sincronización de los biorritmos de los sistemas del cuerpo.

 

Cómo hacer Respiración de Fuego

Pon tus dedos en tu punto umbilical. Contrae el ombligo hacia adentro y arriba para crear una poderosa exhalación. Usa tus dedos para sentir si tu ombligo esta yendo hacia adentro y arriba en la exhalación. Luego relaja el ombligo, dejando que la inhalación llene tus pulmones. Usa tus dedos para sentir si tu ombligo esta yendo hacia abajo y afuera en la inhalación. Respira a través de la nariz. Escucha tu respiración. La inhalación y la exhalación deben tener la misma duración. Relaja tus hombros y deja que tu abdomen haga el trabajo. Cuando ya domines la técnica debes hacer 3 respiraciones (inhalación y exhalación) por segundo, entonces estarás haciendo respiración de fuego.

Tus primeras veces…

Es importante no hacer respiración de fuego demasiado rápido hasta que domines la técnica básica. Comienza despacio y con ritmo. Permítete hacer la respiración de fuego en aquel nivel que sea cómodo para ti, para luego incrementar el ritmo paulatinamente (una respiración por segundo o más lento está bien para comenzar. Trabaja gradualmente hasta llegar a tres respiraciones por segundo).

Precauciones

Mujeres embarazadas

Después del tercer mes de embarazo deben reemplazar la respiración de fuego por otras respiraciones en Kundalini Yoga.

Otros

  • Si te mareas haciendo respiración de fuego deberías detenerte y reemplazarla por respiración normal.
  • Si sufres de vertigo debes hacer esta respiración con precaución.
  • Si estás en tu periodo menstrual puedes hacer respiración de fuego más lento para no aumentar tu flujo.
  • Si sufres de presión alta, problemas al corazón, epilepsias o problemas gástricos debes realizarla con precaución y la autorización de tu médico.

 

Video Guru Prem Singh enseñando Respiración de Fuego (en Inglés)

Referencias

Libro Alineación Divina

Aprende más técnicas como estás en el libro de Alineación Divina
[etheme_products  ” ids=”8828″]

Breath of Fire 3HO.org