Pranayama Kundalini Yoga

Pranayama

La respiración es lo primero que haces al venir a este mundo y será lo último que hagas, con tu última respiración la vida en nuestro cuerpo físico termina. Junto con el oxígeno, nitrógeno, y dióxido de carbono, la respiración contiene algo llamado prana, la fuerza de la vida. Se nos enseña regularmente que no podemos vivir sin oxígeno, además no podemos vivir sin el prana, la fuerza vital que da energía a la mente , el cuerpo y la conciencia.

Principios sobre la respiración:

  • Tu ritmo de respiración y el estado de tu mente son inseparables.
  • Cuanto más lento el ritmo de la respiración , más control que tienes sobre tu mente.
  • La mente sigue a la respiración, y el cuerpo sigue a la mente.

La respiración es una herramienta fundamental para los estudiantes de Kundalini Yoga. La tasa promedio de respiración para la mayoría de las personas es aproximadamente dieciséis veces por minuto. Cuando la velocidad de la respiración aumenta, o si se vuelve rápida e irregular, la mente también se vuelve perturbada y errática.

Descubre más sobre el
Pranayama

Ingresa tu correo y accede al video con más información y una explicación completa.

Al suscribirte te enviaremos un Tip Yogui cada lunes, totalmente gratis, cuidaremos tu privacidad. Puedes eliminar tu suscripción cuando gustes.

Conexión entre respiración y mente

¿Por qué o cómo controla la respiración la mente? Cuando tu mente está en calma, meditativa y bajo tu control, tu ritmo de respiración será lento, constante y tranquilo. Al respirar lenta y constantemente calmará tu mente. A medida que cambias tu ritmo de respiración, cambias tu estado de ánimo.

De todos los cambios positivos que una persona puede hacer, aprender a respirar profunda y completamente es probablemente la herramienta más efectiva para desarrollar una conciencia superior y para aumentar la salud, la vitalidad y la conexión en la vida.

Frencuencia respiratoria

Cuando controlas conscientemente tu ritmo respiratorio, puedes controlar tu estado de ánimo.

Respirando a un ritmo de 8 respiraciones por minuto:

  • Te sientes más relajado
  • Alivio del estrés y aumento de la conciencia mental
  • El sistema nervioso parasimpático comienza a ser influenciado
  • Eleva los procesos de curación

4 respiraciones por minuto:

  • Cambios positivos en la función mental
  • Intensos sentimientos de conciencia, mayor claridad visual y aumento de la sensibilidad del cuerpo
  • Las glándulas pituitaria y pineal comienzan a coordinarse a un nivel mejorado, produciendo un estado meditativo

1 respiración por minuto:

  • Cooperación optimizada entre hemisferios cerebrales
  • Calma la ansiedad, el miedo y la preocupación
  • Apertura para sentir la presencia de uno y la presencia del Espíritu
  • Desarrolla la intuición

Técnicas de pranayama

Kundalini Yoga emplea una amplia gama de pranayamas, usando la respiración para efectuar y manejar diferentes estados de conciencia, relajación y bienestar. Los enlaces a continuación contienen pautas para técnicas simples de respiración que te ayudarán a comenzar en este camino de sanación y conciencia.

Respiración larga y profunda

Respiración larga y profunda es una de las herramientas más importantes dentro de la tecnología de Kundalini Yoga.

 

Beneficios de la respiración larga y profunda

  • Relaja y calma debido a su influencia sobre el sistema nervioso parasimpático.
  • Aumenta el flujo de prana.
  • Reduce y previene la acumulación de toxinas en los pulmones al estimular el despeje de los pequeños alvéolos.
  • Estimula los químicos del cerebro (endorfinas) que ayudan a combatir la depresión.
  • Lleva al cerebro a un nuevo nivel de alerta.
  • Bombea el fluido espinal al cerebro, dando una mayor energía.
  • Estimula la glándula pituitaria para secretar, mejorando así la intuición.
  • Llena los pulmones hasta la capacidad de revitalizar y reajustar el campo magnético.
  • Limpia la sangre.
  • Regula el equilibrio de pH del cuerpo que afecta la capacidad de manejar situaciones estresantes.
  • Energiza y aumenta la vitalidad.
  • Ayuda a liberar bloqueos en el flujo de energía meridiano.
  • Activa y borra los canales nerviosos.
  • Ayuda a acelerar la curación emocional y física.
  • Ayuda a romper patrones de hábitos subconscientes como inseguridades y temores.
  • Ayuda en la lucha contra las adicciones.
  • Re-canaliza el acondicionamiento mental previo al dolor para reducir o eliminar el dolor.
  • Da la capacidad de manejar la negatividad y las emociones, apoyando la claridad, la frialdad y la paciencia.

Cómo hacerlo:

La respiración profunda prolongada utiliza la capacidad total de los pulmones al utilizar las tres cámaras de los pulmones: abdominal o inferior, torácica o central, clavicular o superior. Comienza la inhalación con una respiración abdominal. Luego agrega la respiración del pecho y termina con una respiración clavicular. Los tres se hacen en un movimiento suave.

Comience la exhalación relajando la clavícula y luego vaciando lentamente el pecho. Finalmente, tire del abdomen para expulsar el aire restante.

Respira por la nariz.

Continúe durante 26 respiraciones, o 3 a 31 minutos.

Para principiantes:

Comienza llenando el abdomen, luego expandiendo el pecho y finalmente levantando las costillas superiores y la clavícula. La exhalación es al revés: primero la parte superior se desinfla, luego la parte media, y finalmente el abdomen se mueve hacia arriba y hacia arriba, a medida que el Punto del nabhi se retira hacia la columna vertebral.

Para aprender, practica separando las tres partes de la respiración. Siéntese derecho en el piso, en una silla o recuéstese en la parte de atrás. (Es útil para los principiantes recostado sobre la espalda) Inicialmente, coloque la mano izquierda sobre el vientre, la mano derecha sobre el pecho para sentir el movimiento del diafragma.

Respiración abdominal: Deje que la respiración se relaje a un ritmo y profundidad normales. Dirija su atención al área del ombligo. Tome una respiración lenta y profunda dejando que el vientre se relaje y expanda. Al exhalar, jale suavemente el ombligo hacia arriba y hacia la columna vertebral. Mantenga el pecho relajado. Concéntrese en respirar por completo con la parte inferior del abdomen.

El músculo del diafragma separa el tórax y la cavidad torácica de la cavidad abdominal y los intestinos. El diafragma es una lámina de músculo que normalmente está en forma de cúpula. A medida que relaja el diafragma y extiende el vientre, la cúpula se aplana y se crea un espacio adicional para expandir los pulmones por encima de él. Cuando exhalas, el domo se recrea y el aire de los pulmones inferiores se empuja hacia arriba y hacia afuera. Este empuje permite que una porción de los pulmones inferiores se use de manera eficiente.

Coloque una mano en el punto del nabhi y otra en el centro del pecho. Al inhalar, levante la mano del ombligo hacia el techo. Al exhalar, baje constantemente. Con la mano, controle el pecho para mantenerse quieto y relajado. Muy pronto notarás todos los músculos involucrados en este movimiento.

Aliento en el pecho: Siéntese derecho y mantenga el diafragma inmóvil. No dejes que el abdomen se extienda. Inhale lentamente usando los músculos del pecho. El pecho se expande al usar los músculos intercostales entre las costillas. Haz esto lentamente y concéntrese en la sensación de expansión. Exhale completamente pero no use el abdomen. Compara la profundidad y el volumen de esta respiración con la respiración abdominal aislada. Si colocas las manos en las partes superior e inferior de las costillas, puede sentir cómo las costillas inferiores se mueven más que las superiores. Son las costillas flotantes y no son tan fijas como las superiores al esternón. Gran parte de la contribución de las costillas y los músculos intercostales proviene de una expansión hacia los lados de las costillas inferiores.

Respiración clavicular: Siéntese derecho. Contraiga el ombligo y mantenga el abdomen tenso. Levanta el pecho sin inhalar. Ahora inhala lentamente expandiendo los hombros y la clavícula. Exhale mientras mantiene el pecho levantado.

Uniendo las partes: cada parte de la expansión de la respiración es distinta. Si los tres se combinan, tienes una respiración profunda larga completa.

Comience la inhalación con una respiración abdominal. Luego agrega la respiración del pecho y termina con una respiración clavicular. Los tres se hacen en un movimiento suave.

Comience la exhalación relajando la clavícula y luego vaciando lentamente el pecho. Finalmente, tire del abdomen para expulsar el aire restante.

Descubre más sobre el
Pranayama

Ingresa tu correo y accede al video con más información y una explicación completa.

Al suscribirte te enviaremos un Tip Yogui cada lunes, totalmente gratis, cuidaremos tu privacidad. Puedes eliminar tu suscripción cuando gustes.

© Las Enseñanzas de Yogi Bhajan
Extracto de The Aquarian Teacher: KRI International Teacher Training Nivel 1 Texbook