La meditación es una experiencia personal aún cuando se medita en grupo. Sin embargo, existen algunos elementos que pueden hacer de tu meditación una experiencia muy profunda. Normalmente, en una clase de yoga el ambiente ya está puesto, aqui algunas cosas importantes que debes recordar cuando medites solo:
  • Ambiente – Escoge un lugar tranquilo y donde no seas interrumpido. Debe ser aireado y con una temperatura templada, ni muy caliente ni muy frio. Ten contigo algo suave y cómodo donde puedas sentarte. Si no logras estar cómodo en el suelo, sientate en una silla, sin cruzar las piernas con las plantas de los pies bien conectadas con el suelo.
  • Cuándo meditar – Cualquier hora para meditar es buena y lo mejor es tener el estómago vacío. Sin embargo, se conoce que las horas ambrosiales (entre las 4am y 7am) y en la puesta del sol de 4pm a 7pm son las horas donde podemos aprovechar la energía mejor.
  • Realiza ejercicios de yoga y pranayama – Sintónizate con el Adi Mantra ( Ong Namo Guru Dev Namo) Hacer ejercicios de yoga y respiración para prepararse para la meditación ayuda a equilibrar el sistema nervioso y estimula las energías más sutiles del cuerpo y la mente.
  • Columna recta – Mantén siempre una postura equilibrada y la columna recta. La columna actúa como un canal central para la energía del sistema nervioso.
  • Que usar – Viste ropa cómoda y holgada, de preferencia usa fibra natural y cubre tu cabeza.
  • Mudras – Manteniendo un mudra (posición de manos) puedes ayudar a fijar y guiar el flujo de energía al cerebro.
  • Calma tu respiración – Mientras respires profunda y rítmicamente, busca que lugares de tu cuerpo están tensos y libera esa tensión con cada exhalación.
La mente genera miles de pensamiento por segundo. Cuando te sientas quieto y llevas tu concentración hacia dentro, te vuelves muy consciente de lo que ocurre en tu mente. Hay muchas distracciones, pero debes mantenerte regresando al punto de enfoque con el que estas meditando. No reacciones a los pensamientos que se te crucen, permite que estos sean procesados por el punto de concentración. La mente nunca se detiene, pero puedes llevarla a un estado de quietud y tranquilidad.

Ten paciencia contigo mismo. Es probable que al principio logres un minuto o dos de meditación totalmente enfocada, confía en el proceso y permite que esta experiencia te sirva a lo largo de toda tu vida.

 


Publicado por mahandevakaur@gmail.com para Asociación Peruana de Instructores de Kundalini Yoga el 11/07/2009 11:07:00 AM


¡Tu experiencia es importante!

Comparte tu sabiduría con otros como tú. Deja tu comentario más abajo


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.