Es tarde por la noche, me siento cansado, los ojos se me cierran y sé que necesito un descanso más un tiempo a solas. Esta semana ha sido algo intensa. Mi padre falleció el día jueves. En menos de 6 meses tuve que ver partir a mi padrastro y a mi padre. Aún así, bajo todo este proceso, el día jueves, viernes, sábado y domingo tenía un compromiso que está relacionado con la planificación de mi vida.

Verás, en algún momento al comenzar mi matrimonio las cosas fueron difíciles, rápidamente con mi esposa nos dimos cuenta que veníamos de escenarios muy diferentes. Vivir juntos en el comienzo no fue fácil. Pero el compromiso, el amor y la proyección estaban ahí, así que nos mantuvimos. Después de tres años de matrimonio recurrí a las enseñanzas de humanología de yoga para mejorar mi papel dentro de la relación.

Lo que aprendí fue de tanta ayuda qué comencé a estudiarlo más y más para poder mejorar y mejorar. Cuando ya obtuve una base, comencé a enseñarlo.

Así fue cómo desde el jueves tenía compromisos, el día jueves enseñé en Aurum a diez hombres sobre la ley de aproximación con la mujer. El día viernes compartimos con ocho parejas sobre este tema y las necesidades de la mujer en la relación y por último este sábado y domingo tuvimos el curso completo para hombres sobre todos estos puntos y más en Yoga Crecer.

No fue fácil, empujar el ataúd de mi padre fue algo de lo más duro que me ha tocado hacer, pero aún así y sintiendo el dolor de la separación hice lo que tenía que hacer. Por sobre lo que yo sintiera.

Lo hice por que estoy comprometido con mi vida, estoy comprometido contigo, estoy comprometido con los hombres y mujeres con los quienes compartimos estos cuatros días. Sé que las enseñanzas que me ayudaron a mi a tener un matrimonio exitoso también pueden ayudarte a ti y a cualquier persona que tenga la voluntad de mejorar.

La seguridad en el hombre

Cómo hombre, siempre me hice la pregunta, ¿qué es ser un hombre?, de niño nunca pude contestar esto, sabía que los ejemplos que tenía carecían de algo básico, no podía describir que era pero lo podía sentir. Hoy teniendo treinta y un año he reconocido que ese factor es el conocimiento básico que cada hombre debería desarrollar. Es esa confianza, sabiduría, coraje y paciencia que entrega seguridad. Esa esencia de que si eres un hombre no existen los problemas.

El hombre provee de seguridad a la familia, ese es su rol principal, pero, ¿cómo puede hacerlo si aún no ha encontrado su propia seguridad?. Sabemos que tenemos que proveer, sabemos que tenemos que sostener, sabemos todo esto, pero en nuestro núcleo hay algo fuera de si, hay un vació. No podemos responder con seguridad quienes somos y que vinimos a hacer a esta vida.

Buscamos nuestra seguridad en el mundo material, intentando juntar sumas de dinero. No va a funcionar, siempre vas a querer más.

Buscamos nuestra seguridad estableciendo una relación con una mujer, tampoco lo vamos a encontrar ahí, de hecho se espera que nosotros aportemos seguridad, no que nos den seguridad.

Debes encontrar tu seguridad en tu más alta conciencia.

Si enfocas tu vida en tu diversión, te alejarás de tu objetivo. Esto suena a aburrirse, te puedo decir que nunca lo he pasado tan bien en mi vida como hoy en día que vivo para cumplir mi destino. Así que no, no es aburrido, es alentador, da vitalidad al alma y te hace sentir realizado.

Mi padre y padrastro fallecieron, mi forma de honrar sus vidas es honrando la mía. Y lo que ellos me enseñaron es que siempre debo cumplir con mi compromiso.

Dedicado a Miguel Uriarte y Arturo Guichard que en paz descansen.

Conquista tu vida.

Sat Nam.
Rai Singh.


¡Tu experiencia es importante!

Comparte tu sabiduría con otros como tú. Deja tu comentario más abajo


103 comentarios


  1. Gracias por compartir tus vivencias y energía.
    Una abraçada.


    • Sat Nam Mati, gracias también por estar, por usarlas para ti. Un honor para nosotros.

      Bendiciones.


  2. Sat Nam Rai
    Te acompañó en este momento tan especial, yo ya despedí a mi madre y a mi padre y son momentos que marcan un antes y un después.
    Un abrazo de luz muy grande y gracias por tu compromiso con tus yoguinis.
    Sat Nam.


    • Sat Nam Fiorela, muchas gracias por tu comentario.


  3. Mi sentido pésame por tu perdida, gracias por siempre dar esas palabras de aliento y enseñanza a todo el que lo necesita.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.